Cómo reducir el apetito al caminar

  1. Salud
  2. Ejercicio
  3. Cardio
  4. Cómo reducir el apetito al caminar

Libro Relacionado

Caminando el peso de los Explicado

Por Erin Palinski-Wade

Además de los beneficios de caminar que estimulan el metabolismo y el aumento del gasto calórico que ofrece el caminar, caminar puede ayudarlo a perder peso de otras maneras. Una forma es impactando tu apetito.

El ejercicio vigoroso, como correr, puede suprimir el apetito durante aproximadamente una hora después de completarlo. Sin embargo, este beneficio es de corta duración, ya que el apetito puede aumentar después de este período de tiempo. Si usted trabaja duro para quemar una gran cantidad de calorías durante el ejercicio sólo para sentirse hambriento y volver a comerlas todas – y más tarde, puede sentir como si estuviera haciendo girar sus ruedas cuando se trata de perder peso. Ahí es donde caminar puede ayudar.

Un estudio de la Universidad Brigham Young encontró que el ejercicio, específicamente caminar, podría tener un efecto reductor del apetito en el cuerpo. Estos investigadores encontraron que los sujetos produjeron una respuesta cerebral más baja a las imágenes de los alimentos en los días en que realizaron una caminata rápida de 45 minutos por la mañana, en lugar de los días en que no caminaban.

Otra investigación ha demostrado que el ejercicio aeróbico, como caminar, puede afectar la liberación de grelina y péptido YY, dos hormonas que son clave para la regulación del apetito de su cuerpo. Parece que el ejercicio aeróbico, como caminar, tiene un mayor impacto en la supresión del apetito que el ejercicio no aeróbico, como el levantamiento de pesas.

¿Qué significa esta investigación para usted? Tomar caminatas enérgicas durante el día puede ayudar a distraer su mente de los alimentos. Además, caminar puede ayudar a su cuerpo a procesar mejor las hormonas del apetito, permitiéndole sentirse menos hambriento durante todo el día y sentirse más satisfecho antes al comer. Todos estos beneficios pueden resultar en un menor consumo de calorías, lo que puede ayudar a acelerar los resultados de pérdida de peso.

Alejarse de los antojos

Caminar puede afectar algo más que el apetito. Los antojos de comida, como el antojo de helado a altas horas de la noche o el deseo de un bocadillo salado al mediodía, pueden ser sabotajes para bajar de peso. Si a menudo experimenta antojos de comida, sabe lo difícil que puede ser superarlos, especialmente si está cansado o estresado. Si usted ha intentado todo para superar los antojos de comida y no ha tenido éxito, ¡puede que quiera intentar caminar!

Un nuevo estudio publicado en Appetite encontró que sólo un corto período de caminata (sólo 15 minutos) redujo significativamente los antojos de chocolate. Estudios anteriores también encontraron que caminar de forma moderada en una cinta sin fin, a un ritmo que se considera enérgico pero que no cansa, también ayuda a las personas a superar los antojos de chocolate y a pasar de largo cuando se sienten tentadas.

Una de las razones por las que caminar puede ayudar a frenar estos antojos es su capacidad para aumentar la dopamina en el cuerpo. Esta hormona le proporciona una mayor sensación de placer y satisfacción (de la misma manera que se sentirá después de comer una barra de chocolate). Debido a que caminar solo ayuda a mejorar las señales de placer, es posible que no sienta el deseo de usar los alimentos para aumentar esta hormona también.

Puede que tampoco se trate de la producción de hormonas cuando se trata de combatir los antojos. Si no duerme lo suficiente y camina con cansancio crónico, es más probable que tenga antojos de comida a lo largo del día.

Los estudios han demostrado que las personas que duermen mal tienden a consumir más calorías y a menudo anhelan alimentos con más calorías y menos nutrientes, como caramelos y dulces. Debido a que se ha demostrado que caminar mejora tanto la calidad como la cantidad de sueño, una persona más descansada puede tener menos antojos de comida que combatir.

Controlar el hambre después del entrenamiento

Muchas veces, especialmente si usted es nuevo en el ejercicio, puede experimentar un aumento del apetito. Si no tiene cuidado, este efecto puede sabotear sus esfuerzos para bajar de peso. Como han demostrado las investigaciones, caminar puede tener menos impacto en el hambre inducida por el ejercicio que otras formas de ejercicio, pero todavía puede ocurrir. El aumento de su apetito después del ejercicio se puede basar en muchos factores, incluyendo los siguientes:

  • El tiempo y el equilibrio de sus comidas y bocadillos
  • Sus niveles de hidratación
  • La intensidad de su entrenamiento
  • La duración de su entrenamiento

Típicamente, un entrenamiento que es más intenso y de mayor duración resulta en un mayor aumento del apetito después de completarlo.

Si usted encuentra que su apetito está constantemente más alto después de caminar, puede probar algunas estrategias para mejorar su situación:

  • Disminuya ligeramente la intensidad de su caminata caminando un poco más despacio o con menos inclinación. Usted puede aumentar la duración de la caminata a una intensidad más baja, lo cual puede ayudar a controlar mejor el apetito.
  • Asegúrese de mantenerse bien hidratado. Usted debe tomar de 8 a 10 onzas adicionales de agua por cada 30 minutos de caminata.
  • Espacie su entrenamiento durante el día. Por ejemplo, en lugar de caminar durante una hora, camine durante 20 minutos tres veces al día.
  • Planee tomar una merienda o comida dentro de los 30 minutos de completar su entrenamiento.

No Responses

Write a response