Cómo leer los estados financieros con ratios

  1. Negocios
  2. Contabilidad
  3. Cómo leer los estados financieros con ratios

Por John A. Tracy

En lugar de leer los estados financieros, es decir, digerir cuidadosamente cada línea de todos los estados financieros, un método consiste en calcular ciertos coeficientes para extraer los mensajes principales de los estados financieros.

Se «leen» los estados financieros calculando unos ratios relativamente bajos en lugar de un sondeo línea por línea de los estados financieros. Muchos lectores de informes financieros van directamente a las proporciones y no se molestan en leer todas las líneas de los estados financieros. De hecho, entre cinco y diez proporciones pueden decirle mucho sobre un negocio.

Los ratios de balance/PyG también son útiles porque permiten comparar el rendimiento actual de una empresa con su rendimiento pasado o con el rendimiento de otra empresa, independientemente de si los ingresos por ventas o los ingresos netos fueron mayores o menores en los otros ejercicios o en la otra empresa. En otras palabras, el uso de ratios anula las diferencias de tamaño.

Sorprendentemente, no hay demasiadas proporciones en los informes financieros. Los negocios de propiedad pública están obligados a reportar sólo una proporción (ganancias por acción, o EPS), y los negocios de propiedad privada generalmente no reportan ninguna proporción.

Los principios de contabilidad generalmente aceptados (GAAP) no exigen que se informe de ninguna proporción (excepto EPS para las empresas de propiedad pública). Sin embargo, usted todavía ve y oye hablar de las proporciones todo el tiempo, especialmente de los corredores de bolsa y otros profesionales financieros, por lo que debe saber lo que significan las proporciones, incluso si nunca se toma la molestia de computarlas usted mismo.

Las proporciones no proporcionan respuestas finales – son indicadores útiles, y eso es todo.

Por ejemplo, si usted está en el mercado de una casa, puede considerar el costo por pie cuadrado (el costo total dividido por el total de pies cuadrados) como una forma de comparar los precios de las casas que está viendo. Pero hay que poner esa proporción en contexto: Tal vez un vecindario está más cerca del transporte público que otro, y tal vez una casa necesita más reparaciones que otra.

En resumen, la proporción no es el único factor en su decisión.

1

No Responses

Write a response