Cómo las toxinas ambientales pueden contribuir a la fatiga suprarrenal

  1. Salud
  2. Enfermedades
  3. Fatiga suprarrenal
  4. Cómo las toxinas ambientales pueden contribuir a la fatiga suprarrenal

Libro Relacionado

Fatiga suprarrenal para tontos

Por Richard Snyder, Wendy Jo Peterson

Los análisis de sangre pueden ser útiles para decirle que hay inflamación, que puede causar fatiga suprarrenal. Puede ser útil para identificar las causas potenciales de esa inflamación. Pero la mayoría de las veces, se necesitan pruebas más detalladas para investigar otras causas de inflamación. Una causa significativa de inflamación son las toxinas ambientales.

Toxinas ambientales básicas

¿Qué toxinas son potentes estimuladores de la inflamación? Bueno, hay muchos candidatos, e incluyen los siguientes:

  • Metales pesados, incluyendo mercurio, arsénico, plomo y cadmio (en particular, el mercurio es una de las causas más comunes de toxicidad e inflamación de los metales pesados; vea la barra lateral cercana para más detalles).
  • Plásticos, como el bisfenol A (BPA), que pueden afectar la integridad de su sistema endocrino.
  • Toxinas y otros contaminantes en los alimentos que consume
  • Suministros de limpieza, incluyendo detergente para ropa
  • Alergenos alimentarios y sensibilidades que pueden evaluarse mediante análisis de sangre

Las toxinas ambientales afectan a las personas todo el tiempo. Entienda que la inflamación crónica y la enfermedad por la exposición a toxinas es el resultado de la exposición acumulativa durante meses o años. Las toxinas ambientales se han relacionado con muchas enfermedades crónicas, como la artritis reumatoide, el lupus, la diabetes y el cáncer.

Las toxinas también pueden causar aumento de peso. El BPA es una toxina en el plástico a la que se le llama manipulador hormonal. Puede simular las acciones del estrógeno, siendo el aumento de peso un efecto secundario significativo.

Tenga en cuenta que aunque el aumento de peso se ve afectado principalmente por la dieta y el ejercicio (o la falta de ejercicio), la ciencia de la obesidad ha demostrado que las toxinas y el crecimiento excesivo de hongos también juegan un papel en el aumento de peso. Las células grasas son cofres del tesoro de proteínas inflamatorias. Para muchas personas, la obesidad contribuye al desarrollo de la fatiga suprarrenal a través de la estimulación del proceso inflamatorio.

Conceptos básicos del mercurio

Algunas personas creen que todos los profesionales de la salud deben realizar pruebas para detectar niveles de mercurio y otros metales pesados (manganeso, aluminio, cadmio, berilio y arsénico). La toxicidad por mercurio se ha relacionado con muchas enfermedades crónicas, incluyendo artritis inflamatoria, cáncer, neuropatía, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Otras consecuencias de la toxicidad por metales pesados incluyen la enfermedad hepática y renal.

El mercurio causa sus efectos tóxicos interfiriendo con las actividades de la célula. Entra en una célula, interfiere con las reacciones químicas y agota el cuerpo de oligoelementos como el zinc. También causa un rápido agotamiento de los potentes antioxidantes celulares, incluyendo el glutatión.

Con respecto a los metales pesados, usted puede tomar todos los antioxidantes que desee, pero a menos que haga algo para eliminar la carga de metales pesados, los antiinflamatorios y los antioxidantes no serán muy efectivos. La quelación es una forma eficaz de eliminar los metales pesados del cuerpo. Para obtener información sobre la quelación, visite el sitio web del National Capital Poison Center.

Nota: Tenga en cuenta que muchos empastes dentales antiguos contienen mercurio. Afortunadamente, la mayoría de los dentistas ya no usan amalgama de mercurio. De todos modos, es una buena idea pedirle a su dentista que no use esta toxina en sus empastes.

Cómo someterse a pruebas de toxinas en el cabello

El mero hecho de medir los niveles en sangre de una toxina en particular, especialmente de metales pesados, no le dará ninguna información sobre el grado de toxicidad en los tejidos. Algunos profesionales de la salud realizan una prueba de quelación. Este examen consiste en administrarle una sustancia como el EDTA (ácido etilendiaminotetraacético), que elimina algunos de los metales de sus tejidos y los coloca en el torrente sanguíneo. El siguiente paso es una recolección de orina de 24 horas para cuantificar los metales excretados.

Debido a que las toxinas penetran profundamente en los tejidos, la realización de un análisis del cabello es una de las mejores maneras de obtener una idea de la toxicidad de los tejidos. Un análisis del cabello es fácil de hacer (se puede hacer en casa) y no es invasivo. Los únicos requisitos son que tengas pelo y no vivas en el estado de Nueva York, ¡porque esta prueba no está permitida allí!

Un análisis del cabello puede medir metales, minerales y electrolitos. A partir de la muestra de cabello, un laboratorio cuantifica las cantidades de cada toxina o nutriente en el cuerpo:

  • Metales: Mercurio, plomo, arsénico y cadmio
  • Minerales: Zinc, magnesio, calcio, selenio y manganeso
  • Electrolitos: Potasio y fósforo

Juntos, los niveles de todas estas sustancias proporcionan un perfil que puede decirle a usted y a su médico muchas cosas. No es por casualidad que el «envenenamiento por metales pesados» esté en el vocabulario moderno.

No se lave el cabello antes de recoger la muestra de cabello, ya que el lavado puede afectar los resultados. (Aquí está el truco: Algunos laboratorios lavan la muestra de cabello que usted les envía, lo cual puede afectar la confiabilidad de la prueba.) Córtese el pelo lo más cerca posible del cuero cabelludo para obtener el mejor resultado posible. Si usted es calvo, todavía puede hacerse este examen usando cabello de otras áreas.

Después de la prueba, el centro de pruebas debe ofrecerle la oportunidad de tener una sesión de revisión con una persona que se especialice en la interpretación del análisis del cabello. En un mundo ideal, su profesional de la salud querría hablar con este especialista para determinar la mejor manera de personalizar su régimen de tratamiento.

Sin embargo, muchos profesionales de la salud son reacios a ordenar la prueba, y mucho menos a hablar con un especialista. Usted necesita ser un defensor de su propia salud y tratamiento. En términos de precio, muchas de estas pruebas pueden variar de $100 a $300.

2

No Responses

Write a response