Cómo la vitamina D puede proteger contra el cáncer de próstata

  1. Salud
  2. Nutrición
  3. Vitaminas
  4. Cómo la vitamina D puede proteger contra el cáncer de próstata

Libro Relacionado

Vitamina D para tontos

Por Alan L. Rubin

El cáncer de próstata es el cáncer más común entre los hombres en los Estados Unidos. Algunos científicos piensan que la vitamina D puede ayudar a proteger contra el cáncer de próstata. El cáncer de próstata generalmente ocurre en hombres mayores de 50 años; sin embargo, es de crecimiento lento en la mayoría de los hombres y toma toda una vida para desarrollarse.

El cáncer de próstata se ha encontrado en la glándula prostática de más del 80 por ciento de los hombres mayores de 70 años que murieron por una enfermedad totalmente ajena. A algunos médicos les preocupa que la prueba principal para detectar el cáncer de próstata, el antígeno prostático específico o la prueba PSA, se utilice en exceso. Su mayor debilidad es que no sólo detecta el cáncer de próstata, sino que también detecta otra condición de la próstata que no es el cáncer llamado hipertrofia prostática benigna (HPB).

Desafortunadamente, cuando los hombres obtienen una prueba positiva de PSA, muchos de ellos pueden haber tenido prostatectomía radical (extirpación quirúrgica de la próstata) y luego haber sufrido problemas de erección e incontinencia urinaria.

El Dr. Richard Ablin, quien desarrolló la prueba PSA, piensa que el cáncer de próstata es una enfermedad con la que muchos hombres pueden vivir y que puede ser controlada. Les preocupa que los efectos secundarios de la extirpación del cáncer de próstata (prostatectomía) no valgan la pena.

Factores de riesgo y síntomas del cáncer de próstata

El cáncer de próstata ocurre en la glándula prostática, una pequeña glándula que rodea la uretra, el tubo que transporta la orina y el semen a través del pene fuera del cuerpo. La próstata tiene un tamaño de sólo 20 gramos y su función es producir líquido seminal para transportar los espermatozoides desde los testículos. La siguiente figura muestra la ubicación de la glándula prostática.

La ubicación de la próstata y otros órganos reproductores masculinos.

El cáncer de próstata está relacionado con muchos factores de riesgo más allá del sexo, incluyendo los siguientes:

  • Edad: Cuanto mayor sea usted, mayor será la probabilidad de que se le diagnostique cáncer de próstata.
  • Raza: Los afroamericanos son 60 por ciento más propensos a desarrollar cáncer de próstata que los caucásicos.
  • Antecedentes familiares: Los hombres cuyos padres o hermanos desarrollan cáncer de próstata son más propensos a desarrollarlo.
  • Fumar: Este mal hábito es probablemente un factor de riesgo para un cáncer de próstata más agresivo.

La mayoría de los cánceres de próstata no causan síntomas, pero cuando se han convertido en clínicamente importantes, pueden causar estos problemas:

  • Dolor en el área pélvica
  • Dificultad para orinar (esto también se observa en la condición no cancerosa de la HPB)
  • Dificultad para tener una erección
  • Dolor óseo si el cáncer se ha diseminado al hueso

Diagnóstico y tratamiento del cáncer de próstata

El cáncer de próstata se diagnostica con una biopsia de la glándula prostática. Sin embargo, encontrar cáncer en la próstata no significa que el cáncer sea mortal. Debido a que el cáncer de próstata crece muy lentamente en la mayoría de los hombres, muchos hombres pueden vivir vidas largas y normales con cáncer de próstata. Pero para algunos hombres puede ser una enfermedad mortal y de rápido crecimiento.

El tratamiento del cáncer de próstata sigue varias vías:

  • Vigilancia activa (a veces llamada espera vigilante), en la cual el paciente es monitoreado en busca de síntomas o crecimiento del tumor pero no se realiza ningún tratamiento hasta que surja evidencia clara de peligro, como crecimiento rápido o síntomas obvios (la prueba de PSA es útil durante este tiempo porque ya se entiende que la persona tiene cáncer).
  • Cirugía, en la cual se extirpa la próstata por completo
  • Radioterapia
  • Criocirugía (congelación del tejido, lo cual lleva a la muerte del tejido prostático, incluyendo el cáncer)
  • Quimioterapia con medicamentos que matan el cáncer
  • Terapia hormonal para bloquear el efecto de la testosterona y estimular el crecimiento de las células normales y cancerosas de la próstata
  • Alguna combinación de estos tratamientos

El papel de la vitamina D en el cáncer de próstata

Aunque los científicos creen que la vitamina D afecta el cáncer de próstata, hay más lagunas en la evidencia.

Aquí hay evidencia que hace que los científicos piensen que la vitamina D puede ser protectora:

  • El riesgo de cáncer de próstata parece ser mayor en personas que viven en lugares donde la luz solar es limitada. Interesantemente, si usted tiene una alta exposición a la luz solar cuando es joven, puede estar protegido contra el cáncer de próstata a lo largo de su vida, incluso si se muda más al norte.
  • Los hombres afroamericanos tienen los niveles más bajos de vitamina D en la sangre y los niveles más altos de cáncer de próstata y muerte por cáncer de próstata en los Estados Unidos.
  • En los hombres con cáncer de próstata, los niveles de PSA aumentan más lentamente en la primavera y el verano, cuando la producción de vitamina D en la piel es normalmente mayor.
  • El calcitriol y los medicamentos diseñados para funcionar como él reducen el crecimiento de las células cancerosas de la próstata y retardan el crecimiento de los tumores de próstata en modelos animales.
  • Las células de la próstata pueden producir vitamina D activa a partir de 25-hidroxivitamina D.

Estos estudios sugieren que un mayor consumo de vitamina D podría proteger a los hombres del cáncer de próstata. Desafortunadamente, cuando los investigadores han buscado una relación entre la 25-hidroxivitamina D en suero y el riesgo de cáncer de próstata, los resultados han sido confusos.

Algunos estudios muestran que los niveles casi deficientes de vitamina D aumentan el riesgo de cáncer de próstata, otros muestran que los niveles séricos de 25-hidroxivitamina D no se relacionan en absoluto con el riesgo de cáncer de próstata, y otros muestran que los niveles altos de 25-hidroxivitamina D en el suero pueden conducir a niveles más altos de cáncer de próstata.

2

No Responses

Write a response