Cómo la inflamación y las infecciones contribuyen a la fatiga suprarrenal

  1. Salud
  2. Enfermedades
  3. Fatiga suprarrenal
  4. Cómo la inflamación y las infecciones contribuyen a la fatiga suprarrenal

Libro Relacionado

Fatiga suprarrenal para tontos

Por Richard Snyder, Wendy Jo Peterson

Muchas condiciones pueden causar y contribuir a la fatiga suprarrenal, pero la inflamación y la infección están entre los líderes. Usted leerá acerca de las maneras de hacerse la prueba para estas condiciones. Al diagnosticar y tratar estas afecciones, usted está ayudando a sus glándulas suprarrenales al disminuir el estrés suprarrenal.

Lo básico: La ESR y la proteína C reactiva

ESR significa velocidad de sedimentación de eritrocitos. Es una prueba de sangre, y es una de las primeras pruebas que los profesionales de la salud normalmente ordenan para saber si alguien está «inflamado».

El rango normal para esta prueba es de 0 a 20. La mayoría de las infecciones crónicas y los síndromes inflamatorios tienen tasas de sedimentación anormales que oscilan entre 80 y 100. Nota: Esta prueba no es específica; sólo ayuda a confirmar que hay maldad sin indicar cuál es esa maldad.

La prueba de la proteína C reactiva (PCR) a menudo se ordena junto con la prueba ESR para evaluar la presencia de una afección inflamatoria o infecciosa. La PCR es una proteína que reacciona a la inflamación. El rango normal para este examen es de 1 a 3. No es poco común en el ambiente de inflamación o infección tener un nivel mayor a 90.

Cómo realizar pruebas para detectar afecciones reumatológicas e infecciosas

Además de las pruebas de ESR y CRP, su médico puede ordenar pruebas más específicas para determinar si hay inflamación e infección. Algunas de las pruebas iniciales que muchos proveedores de atención médica realizan incluyen la búsqueda de las condiciones reumatológicas (enfermedades del tejido conectivo). Aquí están algunas pruebas típicas para estas condiciones:

  • ANA: Muchos médicos utilizan la prueba de anticuerpos antinucleares (ANA) para detectar condiciones reumatológicas. Si el examen es positivo, el paciente necesita evaluación adicional para afecciones como el lupus (también conocido como lupus eritematoso sistémico o LES).
  • Anti-ADN-DNA: Este examen de sangre se utiliza para evaluar la presencia de lupus.
  • Factor reumatoide: Este examen de sangre puede ser positivo en muchas afecciones reumatológicas, incluyendo artritis reumatoide y lupus.
  • Anti-RNP: Este es un examen de sangre para la enfermedad del tejido conectivo mixto (MCTD), o síndrome de Sharp, en el cual la persona tiene un poco de cada condición reumatológica.
  • Anticuerpos anti-gliadina o transglutaminasa tisular (anticuerpos anti-tTG): Estos exámenes de sangre evalúan la presencia de enfermedad celíaca.
  • CPK: La creatina fosfocinasa (CPK, por sus siglas en inglés) es un examen de sangre que a menudo se pide como parte de los paneles de pruebas. Los niveles altos de CPK a menudo indican algún proceso que causa daño muscular de algún tipo.

Aquí hay cinco pruebas para infecciones:

  • Título de Lyme: Este examen de sangre busca la enfermedad de Lyme, una infección crónica que puede ser debilitante.
  • Título EBV (mono spot): Este análisis de sangre es para la mononucleosis. Los virus pueden ser una causa fundamental de fatiga y debilidad incesantes. Para algunas personas, la mononucleosis tarda meses en recuperarse. Algunos médicos creen que algo de esto se debe al debilitamiento de las glándulas suprarrenales.
  • VIH (virus de inmunodeficiencia humana): Este examen de sangre es bueno si el paciente tiene ciertos factores de riesgo para el VIH, como compartir agujas y/o relaciones sexuales sin protección con múltiples parejas.
  • Infecciones respiratorias crónicas: Es posible que necesite una radiografía de tórax y un cultivo de esputo. Con esta prueba, el médico busca organismos específicos que causan infecciones respiratorias. Tales infecciones necesitan ser tratadas de manera holística (considerando todos los factores que contribuyen) y agresiva.
  • Imágenes óseas: Esto incluye radiografías y otras imágenes que pueden ser necesarias para encontrar osteomielitis, un tipo común de infección ósea. La osteomielitis suele deberse a la diabetes.
2

No Responses

Write a response