Cómo evitar las náuseas y el vómito después de la cirugía de pérdida de peso

  1. Salud
  2. Nutrición
  3. Pérdida de peso
  4. Cómo evitar las náuseas y el vómito después de la cirugía de pérdida de peso

Libro Relacionado

Por Brian K. Davidson, Sarah Krieger

Las quejas comunes después de la cirugía bariátrica son náuseas y vómitos. Si siente presión o llenura en el centro de su abdomen, ¡deje de comer! Las náuseas y los vómitos pueden ocurrir durante los primeros meses después de la cirugía a medida que se acostumbra a su nueva bolsa.

Si experimenta náuseas y vómitos, es probable que haya hecho una (o más) de las siguientes cosas:

  • No masticó bien la comida. Mastique cada bocado de comida de 25 a 30 veces hasta que tenga una consistencia de puré.
  • Comido demasiado rápido. Ponga el tenedor en el suelo entre bocados. No te dejes llevar por los demás. Tómese de 20 a 30 minutos para comer.
  • Comió demasiado de una vez. Mida todos los alimentos. Tome bocados del tamaño de un borrador de lápiz. Deténgase cuando esté físicamente satisfecho – no lleno.
  • Comer una comida que es difícil de digerir. Evite los alimentos fibrosos como el apio, las palomitas de maíz y las carnes duras.
  • Coma un alimento que no tolere bien. Introduzca nuevos alimentos de uno en uno para que, si no se siente bien después, sepa qué alimentos no toleró.
  • No coma y beba al mismo tiempo! Deje de beber entre cinco y diez minutos antes de comer para asegurarse de que la bolsa esté vacía y espere unos 30 minutos después de comer para comenzar a beber de nuevo. Si su bolsa está llena de líquidos, no podrá comer. Beber demasiado pronto después de una comida sobrecarga la bolsa y puede provocarle náuseas.

El vómito es más que una simple molestia e incomodidad. El vómito no resuelto puede llevar a complicaciones como:

  • Obstrucción de la abertura de la bolsa debido a la inflamación del revestimiento del estómago
  • Desarrollo de una hernia (una abertura anormal en la pared abdominal que permite que el contenido del abdomen sobresalga) en el sitio de la incisión
  • Deshidratación, que puede provocar síntomas como fatiga y dolor de cabeza, o consecuencias más graves como disminución de la función renal y desequilibrios electrolíticos.
  • Ruptura o ruptura de la línea de grapas en el estómago o en la incisión
  • Deficiencias nutricionales que pueden causar otros problemas de salud

Si experimenta náuseas y vómitos, deje de comer hasta que se le pase. Si tiene alguna pregunta sobre si sus síntomas son normales, o si no puede mantener el agua baja, consulte a su cirujano inmediatamente.

2

No Responses

Write a response