4 Claves para Mantener su Coche en forma

Para la mayoría de nosotros, nuestro coche es nuestra sangre vital. De acuerdo, eso puede ser un poco exagerado, pero dependemos de nuestros coches para muchas cosas. Y aunque nos inundan con reclamos de productos especiales que mantendrán nuestros coches en la carretera durante casi la eternidad, no existe una poción mágica para sacar el máximo partido a nuestros coches. ¡Descubre los detalles sobre el desguace nissan patrol!

¿Seguir un sencillo programa de mantenimiento o no seguirlo?

La buena noticia es que no es terriblemente difícil cuidar de tu vehículo una vez que conoces algunas reglas básicas de mantenimiento. Seguir estas reglas puede hacer que su coche funcione mucho más tiempo de lo que nunca creyó posible. Aunque puede ser tentador probar el último truco del mercado, es mejor seguir un programa de mantenimiento sencillo para su coche.

Mantener la sencillez

Es probable que haya oído hablar o haya conocido a alguien que tenía un coche con un número ridículo de kilómetros. También es probable que haya escuchado o conocido a alguien (tal vez usted es ese alguien) que ha tenido un coche que se rindió justo después de la marca de 100.000 millas. La diferencia entre ambos coches es algo más que la marca y el modelo. A menudo, la principal diferencia es la consistencia de los programas de mantenimiento. Afortunadamente, el mantenimiento de su coche está bajo su control.

No hay ningún secreto para sacar el máximo partido a su vehículo. Siguiendo unos sencillos pasos, puedes convertirte en una de esas personas cuyos coches parecen seguir y seguir, manteniendo tus facturas de reparación bajas y tu coche en la carretera.

Compruebe y cambie el aceite a intervalos regulares

Esta es quizá la forma más importante de mantener el motor en buen estado durante mucho tiempo. Si comprueba los niveles de aceite al menos una vez al mes, sabrá cuánto aceite está utilizando su coche, si es que lo hace, y le ayudará a detectar posibles problemas antes de que se produzcan.

La opinión generalizada es que los cambios de aceite deben realizarse cada 3.000 millas o cada 3 meses, lo que ocurra primero. Esta recomendación proviene de una época en la que el aceite de motor no estaba tan avanzado como ahora. En el pasado, si el aceite se dejaba en el cárter durante demasiado tiempo, empezaba a degradarse, lo que provocaba una acumulación de lodos. Los aceites de motor de hoy en día no se descomponen tan rápidamente y, por lo tanto, no causan una acumulación de lodos tan rápidamente.

Los motores también han sufrido muchos cambios a lo largo de los años y ahora pueden funcionar más tiempo con menos mantenimiento. Debido a estos avances, muchos fabricantes de automóviles aconsejan ahora a sus clientes que cambien el aceite cada 5.000 o 7.500 millas.

Independientemente del programa de mantenimiento que elija, hay muchos factores que deben tenerse en cuenta. Por ejemplo, si conduces con muchas paradas, tienes el coche al ralentí o conduces en condiciones climáticas extremas, es posible que tengas que cambiar el aceite más a menudo. También es importante recordar que cada coche es diferente y tiene necesidades distintas. A la hora de decidir con qué frecuencia cambiar el aceite y qué tipo de aceite utilizar, siempre es mejor ver lo que recomienda el fabricante del coche y partir de ahí.

Lavar los sistemas de refrigeración y cambiar los refrigerantes

El aceite del motor no es el único tipo de aceite de su coche que debe ser revisado a intervalos regulares; aunque no es necesario revisarlo y cambiarlo con tanta frecuencia, los aceites de la transmisión y del diferencial también deben cambiarse en momentos específicos. Una regla general es cambiar los fluidos de la transmisión cada 30.000 millas, pero debe consultar el manual del propietario para ver lo que se recomienda para su marca y modelo.

Si tiene un vehículo de tracción delantera, no es necesario cambiar el líquido del diferencial. ¿Por qué? Porque en los vehículos de tracción delantera, el diferencial está situado en la parte delantera y comparte líquido con la transmisión. En los vehículos de tracción trasera, el aceite del diferencial se encuentra en la parte trasera, mientras que los de tracción total tienen tres diferenciales: uno en la parte delantera, otro en el centro y otro en la parte trasera. El aceite del diferencial debe cambiarse en los mismos intervalos que el aceite de la transmisión.

No Responses

Write a response